¿Por qué me gusta la moda? (I)

La gente que conozco de manera cercana (ya sea personalmente o no) sabe cómo veo yo la moda, por qué me gusta, por qué la disfruto. Pero visto cómo se han ido desarrollando las cosas en las últimas horas no es que me vea obligada a exponer mis ideas, en absoluto, sino que me apetece compartirlas con aquellos que aún no las conocen y quieren conocerme para que así comprendan un poco más cómo soy yo. No es ni venganza, ni aires de superioridad ni nada, es compartir un poco cómo veo mi pasión. Voy a comenzar por los desfiles, aunque es en lo que tengo menos experiencia desde “el otro lado” pero bastante desde la perspectiva receptora (y, he de añadir, directamente no consumidora).

Un desfile es un espectáculo artístico espectacular y contiene casi todas las formas de arte conocidas, por no decir todas. Recuerdo que cuando era una niña me encantaba ver en las revistas enormes de colecciones las páginas en las que hablaban de lo que sucedía en el backstage y todo lo previo al desfile, y una de las razones era porque aparecían algunas de las tarjetas de invitación (a la prensa en ese caso). Me parecía precioso ver cómo una tarjeta anticipaba muchísimas de las cosas que verías luego en el desfile. Podría ser la fuente en la que estaba escrita, los colores, la forma, si incluía tela, los dibujos, la forma en la que estaba escrita, el contenido. Siempre pensé que recibir una de esas tarjetas tendría que ser maravilloso, porque desde el primer momento tendría la intriga de qué voy a ver, tendría ciertas expectativas, crearía una historia en mi cabeza y luego, ya en el desfile, la historia sería desvelada y la hilaría con la tarjeta.

Otra cosa que me encantaba, aunque aparecían con mucha menos frecuencia, era ver los bocetos de los diseñadores. Como pinto desde los 6 años (aunque quizás debería haber usado el pasado ahí) me encanta ver cómo el diseñador imagina las cosas en su mente antes de que se trasladen al tejido. Y también me encanta ver los estilos de los diseñadores y como con más o menos destreza para el dibujo plasman lo que en el futuro será una pieza de ropa. Tengo un libro precioso que me regalaron mis tíos, La ilustración de moda desde la perspectiva de los diseñadores y una de las cosas que más me gustó de él es reconocer piezas que ya había visto.

Ahora pasamos al desfile propiamente dicho. Las colecciones no se hacen así porque sí. Tienen un tema, lo que inspiró al diseñador a crearla, y se desarrollan en torno a él. A veces nos cuentan una historia, como McQueen y su “chica del árbol que se convierte en princesa” de este invierno (porque aún estamos en invierno, ¿verdad?). Pero lo espectacular de un desfile es toda la preparación y la ejecución que tiene. La pasarela nos cuenta cosas. Ya esté cubierta de pétalos en una antigua facultad de medicina o sea una estructura futurista en blanco impoluto. Tenemos la música, el ritmo al que se presenta la ropa con melodías que la enmarcan, dictan los pasos y complementan a las prendas, las caídas y el movimiento. El juego de luces favorece a que ciertos detalles se vean, a que se palpen tejidos sin verlos, a crear una atmósfera que nos introduzca más en el tema y nos haga soñar. Mientras sale cada modelo podemos ver que cada pase se compone básicamente de 3 cosas: el maquillaje, la peluquería y la ropa. La actitud de la modelo (porque hay algo de actuación) y el caminar también influyen en la primera impresión que tenemos de las prendas, además de su físico, porque lo que estamos percibiendo es cómo le sienta a ella (o él) la ropa, por lo que a distintos tipos de cuerpos le sentarán las cosas de manera distinta. Sí, hay cuerpos muy variados entre las modelos, por si alguien se cree que sólo son “largiluchas y esqueléticas” y eso abarca todo. El maquillaje y la peluquería muchas veces son opuestos y “se matan” en cierto modo entre sí, “rompiendo” con las prendas pero creando al final un efecto espectacular donde ya vemos que, una vez más, lo que parece que no queda bien sorprende. Porque el maquillaje y la peluquería también contribuyen a contar la historia, ya sea por su exageración o por su aparente ausencia que, ya que no siempre todo en los desfiles tiene que ser “over the top” y en muchas ocasiones el minimalismo y aparente desnudez ayudan mejor a comprender el mensaje.

Qué decir de las prendas. Los colores, cortes, volúmenes, texturas, telas, detalles… Todo se une armónicamente (si la colección es buena, claro está) y además de la belleza de lo cotidiano, pues todos nos vestimos, nos muestra la belleza que busca el creador, su manera de crear arte de lo habitual, de lo necesario (aunque luego el resultado no lo sea), cómo se desahoga, lo que nos quiere contar, sus preocupaciones. Hay colecciones que dan lecciones éticas, hay colecciones que nos trasladan a mundos mágicos, que hacen reflexionar, que entretienen, que nos hacen soñar. Y hay colecciones que son simplemente arte por el arte. Así que como arte que es hay que darse cuenta de que la pasarela no es la vida real, que es un espectáculo, y como tal se ha preparado para impresionar y deleitar. Más tarde ya se extraerán las ideas principales y se podrá llevar todo a la calle pero, mientras tanto, los que pensamos como yo seguimos soñando.

Alexander McQueen, SS09. Imagen de Style.com

About these ads

6 pensamientos en “¿Por qué me gusta la moda? (I)

  1. Oye….estos posts se los tienes que mandar esos que van a evaluar tus meritos para hacer de blogger en Cibeles

  2. Me llegaron algunos rumores acerca de la moda:

    – Siempre sería interesante conocer como viste la Reina de las mariposas.
    – Las modelos de cárceles, pueden vestir bien si se lo proponen.
    – Las gooseberries combinan con el negro.
    – La diosa de la Swanehalogía tiene un vestido que cambia de colores según el tiempo.

    ¿Será, será? ¡Quién sabe!

    Adrián

  3. ps esto de la moda si ke me gusta, y creo que las shikas de los informativos tambien les caeria bien renovar vestuario jajajajaj
    Salu2

  4. En primer lugar, me admito fan y seguidor de este blog, pero hasta ahora nunca me había decidido a comentar porque no había visto la ocasión.

    He de decir que estoy en bastante acuerdo con YO, con todo lo relacionado con la moda. O acaso no habeis visto la película de Gomorra?? si, es alta cultura, pero hay mucha mierda metida por el medio, y no me refiero a exclavitud infantil, sino a capos de la mafia, extorsión, etc. etc.

    Y yo planteo una pregunta: si, es cierto que la moda es un arte, pero, porque a un tío llamado BLAU se le ocurra este año que se llevan los cuadros escoceses ya es MODA? lo siento, pero a mi no me engañan.

    Los punkis llevan 40 años con los cuadros, y antes que Galliano, ya había mucha gente que usaba el leopardo en la ropa, sin ser llamado moda o alta costura.

    Es cierto que son creaciones originales, pero no por eso son mejores ni tienen que ser más caras. ¿Os acordais de aquellos chicos que pusieron un cuadro hecho por un niño en el guggenheim y nadie notó la diferencia?

    Lo que yo creo es que en este mundo hay mucha hipocresía, y porque una persona con un cierto estatus social o fama diga que algo es bonito ya va la masa a comprarlo.

    Todo es un mercado, y está hecho de tal forma para que las ovejitas, todas iguales vayan en rebaño a comprar (sea alta costura o no) lo que diga un tipo cuyo nombre aparece en una revista.

    A mi siempre me han gustado los cuadros escoceses, y porque la revista vogue diga que ya no se llevan, no voy a dejar de hacerlo.

    hala, ya me siento bien…

  5. Para YO y YO-II:

    No he visto esa película, pero me la apunto. Veo que tu argumento para ir contra la industria de la moda o de la alta costura está basado en una película, para mí eso hace que pierdas toda la validez, pero a pesar de eso te seguiré contestando a todo.

    ¿Mafias?, ¿extorsión?, no hace falta irse al mundo de la moda para ver eso, basta con poner la televisión y darse cuenta de la cantidad de corrupción que hay en el mundo inmobiliario, pero ¿a qué tú no vives en la calle? ¿devolverías tu vivienda si se demostrase que durante la construcción ha habido “malas prácticas”?. No puedes ir contra un sistema gigante utilizando a uno de sus eslabones, es como acusar al pescadero de tu barrio de la escasez de bancos de pesca o del deterioro del fondo del mar.

    Utilizar el blog de una modelo y amante de la moda para atacar a este mundo es lo mismo, ella es solo un eslabón, concretamente de la parte de la moda que no hace daño a nadie, más bien todo lo contrario. Puedes juzgar su trabajo, gustarte o no, pero ella no tiene culpa de todo lo que decís. Tampoco veo que tenga que odiar el mundo de la moda solo porque haya gente que comete delitos, para eso ya hay instituciones y otras formas más eficientes de acabar con esto. Os aconsejo que busquéis esos lugares donde se producen delitos o se atacan los derechos humanos y lo pongáis en conocimiento de las firmas. Ellos necesitan una buena imagen pública, no se van a negar a acabar con eso. Ahora mismo recuerdo que Apple tuvo un problema de este tipo con una fábrica que trabajaba para ellos y solucionaron el problema, ahí tienes un ejemplo.

    El “no me gusta la moda porque está llena de malos métodos” no sirve, tienes que juzgar a cada profesional por su trabajo, la moda no es mala, si te refieres solo a algunos de sus profesionales, entonces no hablas de la moda, sino de ciertas personas.

    Si nos centramos en lo que es moda o no, deberías empezar por conocer el significado de la palabra moda en estadística, por si no lo sabes es el valor más repetido de una serie de datos. La moda, a pesar de lo que nos quieran vender a veces ciertos medios, no la hacen los diseñadores, la hace la gente normal, tus vecinos, tus amigos, tus compañeros, etc. Nómbrame un solo diseñador que diga que se lleva algo y todo el mundo cambie su fondo de armario para vestir así, eso no pasa. Ellos solo sugieren cuales creen que van a ser las tendencias para una temporada o como les gustaría ver vestidos a sus clientes, unas veces aciertan y otras se equivocan, pero solo sugieren.

    La gente normal que sabe vestir, que realmente tiene estilo, no suelen llevar el mismo “modelito” que vende una determinada firma, siempre combinan varios, evidentemente cuando es un vestido, por narices al ser una pieza tiene que ser un único diseñador, pero esa es la excepción.

    También está la figura del coolhunter que te ayuda cuando no tienes estilo o cuando quieres que te ayuden, pero tampoco siguen lo que les dicte alguien, sino que ajustan todo lo que hay en ese momento a su cliente.

    Con lo de los punkis, has hecho sin darte cuenta una buena diferenciación entre firmas y moda. Los grupos urbanos, por llamarlos de alguna forma, crean moda, se convierten en firmas de moda aunque te cueste verlo. La forma de vestir que lleva un determinado grupo de gente es la moda de ese grupo, no han necesitado ningún diseñador para que les diga que es lo que tienen que llevar.

    Te pongo otro ejemplo, una reunión de banqueros, ¿van todos con corbata y traje?, eso también es moda, luego está el típico que va con pajarita y ese es el más transgresor de todos.

    El problema es cuando te fijas en una gran cantidad de gente que no está etiquetada de ninguna forma, podríamos decir que eso es lo que tú ves como “lo que se lleva”, pero si lo piensas no es más que un gran cúmulo de casualidades las que han marcado eso, no las ideas de un diseñador. Cada persona compra firmas distintas, tiene distintos gustos, pero casualmente hay una mayoría que prefiere un determinado color o tipo de prenda, así es como surgen las tendencias. No es que nadie las ordene, es que simplemente es imposible dirigir a una masa de gente tan grande hacia la ropa de una determinada marca.

    Otra cosa es el marketing, que nada tiene que ver con la moda y que se aplica a todos los ámbitos de nuestra vida, la mayoría de las veces sin importar la calidad de lo que se está vendiendo. Eso es lo único que nos empuja a ciertas marcas y tiendas.

    Hay gente que copia al famoso de turno, pero eso es solo por falta de personalidad y en algunos casos problemas psicológicos. Los famosos venden, no te lo voy a negar, pero es que hay gente que necesita sentirse al mismo nivel que otra gente “más importante” para ser feliz, lo que te he dicho antes, problemas psicológicos.

    Saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s